Entrevistas estelares

Lola Baldrich: «Interpretar a Gertrud me benefició, aunque también me daba miedo encasillarme»

By  | 

Fotografias:R. G.

Los días lluviosos en Madrid también tienen su encanto. La ciudad huele a tierra mojada, el cielo adquiere un tono grisáceo azulado, que me recuerdan a los ojos más hermosos que conocí, hace años, en un pueblo costero. En esta ocasión, el lugar escogido para hacer la entrevista fue la cafetería Mür, pequeñita y encantadora, tuvieron la amabilidad de dejarnos trabajar allí con total libertad. Está situada cerca del cuartel de Conde Duque, os la recomiendo queridos lectores. Allí nos encontramos con la actriz Lola Baldrich. Nominada a los Ercilla por la obra de teatro “Los justos”, premio que ya consiguió en 1996 por “Tres sombreros de copa”, este año se lo quedó finalmente Aitana Sánchez Gijón. Lola sigue tan espléndida como cuando la vi por primera vez en “Médico de familia”, eterna juventud lo llaman.

Los inicios de Lola Baldrich

Lola ¿Cuando decidiste ser actriz sentiste mucho vértigo?
No, tenía la osadía de la juventud. No tienes nada que perder en esos años, cuando va pasando el tiempo quizás es más fácil que te pueda entrar ese vértigo.

¿Te has arrepentido alguna vez de la decisión tomada?
No, de la decisión tomada nunca. Me he tirado de los pelos muchas veces, pero bastantes menos que la mayoría, con lo cual soy afortunada. Hago cosas de investigación, y cuando no me ofrecen trabajo me lo invento desde mi creatividad.

¿A qué te refieres con “investigación”?
Por ejemplo, yo soy socia fundadora de “Microteatro por dinero”. Nos inventamos esta fórmula que luego ha dado tanto de sí, han copiado y proliferado las salas. Esta es una de las cosas de las que más orgullosa me siento. Lo primero que se hizo de Microteatro en Madrid, fue en un prostíbulo abandonado de la calle Ballesta. Eran trece historias sobre la prostitución, yo era una de las actrices, a partir de ahí nos asociamos y montamos esta historia.

Lola Baldrich en un reportaje para MICINEXIN

El teatro, un trabajo de espeleología

Dime Lola ¿El teatro es lo más hermoso que le puede suceder a un actor?
Lo venía pensando de camino…a mi me ha hecho ser una mujer de teatro, dedicada a él. Es como un trabajo de espeleología, según vas escavando vas encontrando vestigios, colores, formas nuevas…cosas que no esperas, sorpresas, una gran visión. Eso es para mí el teatro.

Enrique Alcides nos comentó que, en el teatro, el actor es más uno mismo porque es un producto menos manufacturado ¿opinas igual?
Claro, eres más dueño de ti mismo. No por nada, sino porque el proceso es así.

¿Es más personal el trabajo de un actor en el teatro?
Puede ser también personalísimo en el cine, un buen actor puede dejar una gran impronta en una película. La magia del cine radica en que es un lenguaje de varios. En el teatro, la voz, para mí es el 50%. Aprender a manejarla, en escena, no es lo mismo que hacerlo en la televisión o en el cine.

Lola Baldrich en «Objetivo Birmania»

Hace poco estuviste representando la obra de Arrabal “Pingüinas”, una función dura y complicada ¿Por qué decidiste hacerla?
Me gustaba la idea de que trabajásemos diez mujeres, todas con un gran talento, era para mí un reto. Quise formar parte de este proyecto, por darme el lujo de hacer a Arrabal dirigido por Pérez de la Fuente.

Por cierto Lola ¿tú también estuviste metida el mundo de la música, verdad?
Sí, fui la cantante del grupo “Objetivo Birmania”. Lo hice recién salida de la RESAD, era una gran oportunidad para trabajar, saqué un disco “Los amigos de mis amigas son mis amigos”. Por aquel entonces empezaron a salir las autonómicas , e hicimos mucha tele, también bastantes conciertos en directo. Aprendí muchísimo.

«Médico de familia», un gran éxito

Con la serie “Médico de familia” te hiciste muy popular interpretando a “Gertrud”, tener tantísima fama… ¿te benefició o perjudicó profesional y personalmente?
Me benefició, aunque también tuve mis crisis. Me daba miedo encasillarme, no sabía si irme. Después me autoconvencí, es muy difícil hacer un éxito en esta profesión, y yo estaba participando en algo que estaba marcando un antes y un después en la televisión. Personalmente quizás me agobié un poco más, en aquella época vivía en el rastro y me resultaba un poco molesta la presión popular. Me fui a vivir a las afueras, a mi me gusta más mirar a que me miren.

Lola Baldrich en un reportaje para MICINEXIN

Luego entendiste las declaraciones de Dani Rovira y Clara Lago….
Perfectamente. Dentro del fenómeno fan hay gente muy susceptible, y hay algunos que solo tienen en la cabeza perseguir a la gente. No entienden que la nuestra es una profesión más. Luego también depende de la personalidad del artista, a algunos les gusta más que les reconozcan por la calle y pidan fotos que a otros.

Lola, también has participado en la estupenda serie “Amar en tiempos revueltos” ¿hacen falta más series de este tipo en las televisiones españolas?
En general, hace falta más producto nacional. Hace falta crear una industria, tanto por nosotros, como por el público que se siente más afín al actor español.

Lola Baldrich, nominada a los Ercilla

Recientemente fuiste nominada como mejor actriz en los premios Ercilla ¿crees que los premios sirven para darte prestigio o para promocionarte?
Yo creo que los premios dan prestigio. Hay actores que hablan de la maldición del Goya, el Oscar…pero para mí son como una palmadita en la espalda. Me parecen estupendos los premios, pero no hay que ser esclavo de ellos.

Confiésame Lola ¿Existe algún papel del que reniegues?
Mira, existen cosas en las que te metes y no son como esperas. Hice una serie en La Habana, “Profesor en La Habana”, que resulto ser una experiencia muy fuerte. Fue una serie mal proyectada, un caos, todo un sufrimiento. Conocí bien La Habana, eso fue lo más positivo, porque en lo profesional resultó una locura.

Lola Baldrich en un reportaje para MICINEXIN

Sus proyectos futuros

Lola, cuéntanos cuales son tus planes de futuro.
Estrené hace poco “La guerra del sofá” con la compañía vasca “Arteka”, que me va a tener muy ocupada con los bolos. Es una obra que utiliza un lenguaje nuevo para mí, entre la comedia de situación y el diálogo con el público. Es un poco cabaret porque se rompe la cuarta pared. Estoy feliz con ello porque además me deja tiempo libre para otros proyectos que tengo.

Por último Lola ¿Qué papel te encantaría interpretar?
No te puedo decir uno en concreto, algo que tuviera que ver con la música, la poesía…donde mi voz fuese una parte importante.

Nos despedimos de Lola encantadas de haberla conocido, deseando que “La guerra del sofá” llegue pronto a Madrid y podamos disfrutar de su buen hacer en el teatro. Vosotros tampoco faltéis, mis muy queridos lectores. Nos vemos en el teatro.

Susana Alba Montalbano - Escritora y articulista en psicologodecabecera.com. Amo el arte, los artistas y que me leas tú.

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.