Entrevistas estelares

El representante y la actriz

By  | 

Reportaje fotográfico: Rosaria Gabellone

Siempre he sentido una gran curiosidad por los representantes de artistas, deseaba  conocer de cerca la parte más comercial y terrenal de la profesión. Reconozco que siempre he tenido ciertos prejuicios hacia ellos, consideraba que eran los responsables de alejar a los intérpretes de mindundis como yo, gente que empezamos en esto de las entrevistas y no tenemos demasiada fama. Y también reconozco, que la mayoría de los representantes  con  los que he tratado son encantadores, no me han puesto ninguna pega, y en más de una ocasión me han facilitado el trabajo. Es más, gracias a César Carrera, el representante, hemos conocido a Júlia Creus, la actriz, y hemos podido hacer  esta entrevista minutos antes de un casting. Todo un lujo.

El representante y la actriz, reportaje para MICINEXIN

Júlia tiene 22 años, es , además de bella e inteligente, una actriz muy formada, que se ha hecho bastante conocida para el gran público gracias a la serie “Merlí”. Su voz es clara, segura, sabe qué quiere conseguir y cómo hacerlo. En breve ha de hacer un casting para una serie de televisión, no está nerviosa, más bien feliz por actuar aunque sean cinco minutos. Lo lleva en la sangre, lo disfruta. César la mira orgulloso, es uno de sus grandes talentos.

Júlia, ¿cómo nació en ti el deseo de actuar? ¿Viene de familia?

Actores en la familia no hay, pero mi madre era bailarina. Yo empecé también a bailar muy joven, siempre me ha ido el mundo de la farándula ,y además, desde niña he sido bastante cinéfila.

¿Los inicios son difíciles?

Sí, es una profesión muy complicada. Aunque yo me considero bastante afortunada. Te diré, que además de tener una formación sólida, hay otros factores que influyen, como que des el perfil físico que se requiere, que se fijen en ti, que no haya otra persona que tenga más tirón mediático que tú… La verdad es que yo he tenido bastante trabajo, siempre, entre los musicales y la serie “Merlí”.

Júlia, tú eres una actriz con una excelente formación. Además de actriz, eres bailarina, has hecho de especialista, también he visto que has hecho algún curso de casting ¿son útiles para enfrentarte a la gran prueba?

Por supuesto, yo asistí al que organizaba Daniel Sesé para la gente novel. Te enseñan a introducirte en este mundo, qué prendas o colores favorecen más, si detrás tienes un croma o un fondo blanco o negro. Te ayudan a ir más segura, aunque en los castings me lo suelo pasar bien, trabajas con gente nueva, es como si te estuviesen dirigiendoes escena, en ese momento estoy en lo mío.El representante y la actriz, en un reportaje para MICINEXIN

Cuéntanos, ¿deseas ser una actriz con una gran formación que solo trabaje en proyectos prestigiosos o principalmente una gran estrella?

Mira, hay dos tipos de actores, los bohemios que no hacen nada que no les aporte riqueza espiritual y el resto. Yo soy muy americana en esto, bastante comercial, el día que pueda elegir escogeré lo que más me enriquezca. Pero ahora que estoy empezando, no puedo cerrarme a cosas que vayan viniendo, ni cerrar puertas. Además, que tu hagas películas comerciales no quiere decir que tu interpretación sea un churro. Me gusta creer que quien llega a estrella es porque se ha formado y tiene un gran talento, no solo porque se ha sabido vender.

Cine, teatro, televisión ¿Cuál es tu medio favorito?

Soy muy de cine. La magia de lo que puedes llegar a hacer…me parece muy divertido. Me encanta la fantasía, la ciencia ficción, como actriz me gusta probar muchas cosas. El teatro es muy enriquecedor, defiendes tu personaje durante un tiempo, y vas descubriendo cosas nuevas pero sin salir de una línea. Llega un momento en el que a mí me apetece cambiar.

¿Cuáles son tus proyectos?

Estoy rodando la segunda temporada de la serie “Merlí” en tv3, además voy a hacer un personaje secundario muy potente para una thriller norteamericano, rodaremos en Grecia. Iremos viendo qué más cosas van surgiendo.

 

César ha estado atento  a todo, pendiente de su representada, apostillando de vez en cuando. Ahora le toca a él, no le gusta demasiado porque le incomoda exponerse. Pero sabe  que soy buena gente y  le cuidaré al máximo (soy tan modesta). Además de a Júlia Creus, lleva la carrera de actrices tan emblemáticas como María Casal, Lola Baldrich y Nuria Gallardo. Una lujosa cartera de artistas, sí señor.

César ¿cómo llegaste al mundo de la representación de artistas?

Por casualidad, toda la vida he sido comercial, estudié marketing y publicidad. Un día, una amiga actriz me pidió que echase un vistazo a un contrato de una serie de televisión que estaba preparando, me ofrecí a negociárselo. Eran catorce folios, me tuve que estudiar el BOE, Reales Decretos, convenio de actores…Dije que era el representante de esta actriz y se lo negocié lo mejor que sabía. Acabó siendo la mejor pagada de la serie, y yo coseché fama de duro negociante. Otro amigo actor me pidió lo mismo para la serie “Al salir de clase”, finalmente decidí dedicarme a esto ya que se me daba bastante bien. Ya llevo dieciséis años.

¿Es un mundo complicado? ¿Hay mucho juego sucio?

Creo que no. Pero sí existe mucho amiguismo, lo que se conoce como castings cerrados. Los directores de casting llaman a los amigos, a ver qué actores tiene, o se tira de archivo, o se elige al actor dependiendo del tirón mediático más que la calidad. Los que no tenemos esos contactos en todas las cadenas, nos quedamos un poco fuera ¿es eso juego sucio? No, yo creo que es aprovechar las oportunidades que uno tiene. Esto es un mundo comercial.

César, cuando aceptas a un artista en tu cartera ¿por cuales baremos te riges?

Fíjate que yo no acepto actores, se trata de que ellos me convenzan.

El representante y la actriz en un reportaje para MICINEXIN

¿Y cómo el proceso para que te convenzan?

Todo empieza con un mail o llamada telefónica, para decirte que te quieren enviar su cv y material. Estudio el material, y ahí te encuentras de todo, desde un selfie en el baño o una foto pixelada de una boda, hasta un estupendo book o videobook muy bien hecho. Solo tienes una oportunidad para ofrecer una buena primera impresión, y hay que aprovecharla, si la malgastas, yo elimino tu mail y no te vuelvo a llamar. El siguiente paso, cuando me convencen, es el diseño de la carrera artística. Algo que me encanta  y en España se hace poco.En el caso de los artistas con una carrera ya hecha, y me llaman para trabajar juntos, el proceso es diferente. Quedamos, tomamos unas cañas, hablamos y vemos si hay química.

Entonces, además de parecerte buenos profesionales, ha de existir cierta complicidad…

Por supuesto, tiene que haberla, si no todo se hace más complicado. El punto clave es cuando no hay trabajo, si en ese momento no hay confianza mutua, la relación laboral no funciona.

¿Un representante no tiene horarios?

No los tienes. Siempre has de estar disponible. Hace por lo menos quince años que no tengo vacaciones, yo lo llevo bien porque ya me he acostumbrado, pero los que me rodean no tanto.

Una curiosidad ¿aconsejas a tus representados que sean activos en las redes sociales?

Sin duda, y más en los tiempos que corren. Si no estás en las redes parece que no existes. Intento que compartan cosas profesionales, además de ser cercanos con sus fans. Aunque no todos los artistas son hábiles para hacerlo.

Además de tener seguidores es muy importante la interactuación con ellos, quizás más- apostilla Julia.

¿También aconsejas sobre su apariencia física?

Claro. Mira, tienes que formar equipo con los actores. Es necesario consensuar los pasos a dar para que todo funcione lo mejor posible.

El representante y la actriz en un reportaje para MICINEXIN

¿Algún artista ha hecho lo que le ha dado la gana a pesar de tus consejos?

Sí, y dejamos de trabajar inmediatamente. No se trata de que en esta historia mande yo, lo que sucede es que hay artistas  que lo quieren hacer todo, y llevar su vida personal más allá. No puede ser, tú eres actor y debes mantenerte como tal en un círculo, sin salirte de él. Has de mantenerte en tu sitio, no forzar amistades con directores de castings, o usar un vocabulario demasiado familiar con productores. Hay que tenerlo en cuenta todo para ir por el mejor camino. Siempre intento dar buenos consejos y consensuarlos.

César, mójate,  ¿no te parece que en este país hay poco espacio para caras nuevas, que todo lo hacen tres?

Sí, yo también tengo esa percepción. Tienes que insistir mucho para que los directores de castings cuenten con tus actores. Luego, los ejecutivos de las cadenas solo miran el éxito comercial, y están más pendientes de los seguidores de los actores en las redes, que de su talento. Es complicado, y no está en nuestras manos cambiarlo.

Quedan unos minutos para que empiece el casting. Diría que César está más nervioso que Júlia. La veo radiante, bella y deseosa de probar su talento. Creo que va a tener un brillante futuro. Un futuro excelentemente llevado por César, creo que si fuese actriz le intentaría convencer. Ha sido un placer contar con vosotros. Nos vemos en futuros estrenos.

Susana Alba Montalbano - Escritora y articulista en psicologodecabecera.com. Amo el arte, los artistas y que me leas tú.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.