Fellini dice...

Shangri-La y otras cosas

By  | 

Ya los días son más cortos, el sol calienta con mayor dulzura, y el aire refresca cuando llega la noche. Todo parece relajarse. Mi cuerpecito peludo lo agradece. Mi humana también, ella no está llena de pelos, pero no soporta demasiado bien el calor. Se pone triste, no tiene ganas de salir de casa, y ve más películas de lo habitual. El otro día vimos juntos “Horizontes perdidos”, una película de 1937. Era en blanco y negro, y aún así, me pareció observar un montón de colores en los paisajes que aparecían.

¿Cuál es tu Shangri-La?

Puede ser por la belleza que desprendía la película, sus diálogos, lo que no se decía pero se intuía. El idioma de los humanos no es difícil de aprender, unido a sus expresiones faciales, comprendes fácilmente sus sentimientos. Con esta película, mi humana se entusiasmó, sus ojos brillaban como las estrellas, sonreía levemente, y en alguna ocasión, una lágrima rodó por sus pálidas mejillas.

Entonces escuché con máxima atención las palabras de los personajes. Creo que se hablaba de un paraíso terrenal ,que todos podemos encontrar, si lo deseamos realmente, un lugar maravilloso donde la edad no es un problema, donde la salud es eterna. Se trata de creer en uno mismo, de hacer una obra de arte de cada día de tu vida. Yo entendí algo así, y estoy seguro de que mi humana también, porque al día siguiente se tatuó en la muñeca las palabras “Shangri- La”… Yo si pudiese me tatuaría “Dormir y comer, en esta vida es un gran placer”…

11063772_10205897886479490_2330760243110842551_n - copia

Susana Alba Montalbano - Escritora y articulista en gabinetedepsicologia.com. Amo el arte, los artistas y que me leas tú.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *