entrevistas

Jesús Callejo, creer es crear

By  | 

Reportaje Fotográfico: Chema Pombo

Primera parte

Los inicios de Jesús Callejo

Siempre me han atraido los temas relacionados con el misterio o lo paranormal, pero a la vez me asustaban. Cuando descubrí a Jesús Callejo, dejé de tener miedo. Su manera de contar las cosas me transmitía calma y seguridad. Entonces mi interés por lo misterioso creció, porque al perder miedo te sientes capaz de intentar responder preguntas que siempre han merodeado tu mente.

Comencé a escuchar a Jesús Callejo en “La Rosa de los Vientos”, junto a Carlos Canales y el añorado Juan Antonio Cebrián, hablando de temas que antes me hacían sentir espanto. Gracias a ellos aparqué mis temores, aprendí mucho, y comencé a observar la vida desde otro punto de vista. A partir de entonces, comencé a  sentir en lo más profundo de mi interior que algo había cambiado.

Ahora me monto todas las semanas en “La Escóbula de la Brújula”, donde Jesús Callejo junto a un equipo excepcional, nos habla no solo de lo misterioso, sino también de arte, viajes, historia… de todo lo que nos hace crecer intelectual y humanamente.

Corona Borealis

Jesús, tras estudiar derecho comenzaste a trabajar para el Estado, después te pediste una excedencia para dedicarte por entero a investigar y divulgar temas relacionados con el misterio ¿Por qué decidiste dar este giro a tu vida?

Mira, el detonante es la creación de la editorial “Corona Borealis” por Carlos Canales y yo. Desde hacía tiempo compaginaba mi trabajo para el Estado con la publicación de libros, artículos, charlas y entrevistas. Me empezaba a faltar tiempo para hacerlo todo, entonces me pareció interesante pedir una excedencia, y crear una editorial para dedicarnos a ella en cuerpo y alma. Sacamos libros de gente que entonces no eran muy conocida, y sí muy válida. Recuerdo que el primero que sacamos fue “Egipto el oculto”, de Nacho Ares. También publicamos libros de Antonio Ribera, Iker Jiménez… gente que hoy en día son primeras espadas.

Finalmente, con el tiempo, tuvimos que vender la editorial. Yo ya estaba metido en el mundo del libro, tanto como autor como editor, por lo tanto decidí seguir por estos derroteros. Además, tenía la ventaja de poder volver a mi trabajo anterior cuando quisiera, lo cual es un resorte psicológico muy importante. Francamente, seguir por este camino me reporta menos dinero, pero la satisfacción que siento con lo que hago lo compensa sobradamente

Pero tu interés por lo misterioso…¿cómo surgió?

Hay dos formas por las que puede nacer ese interés. Una es que tengas una experiencia directa con ese tipo de fenomenología, y luego está otra vía más intelectual, deductiva, más de información y documentación, que es la mía. Yo no he tenido ninguna experiencia, pero sí he conocido gente a mi alrededor que ha vivido casos, digamos, anómalos. Sé con certeza que esas personas no me mienten. Por lo tanto, aunque no me haya sucedido a mí, sí me empieza a interesar lo que hay detrás de este tipo de fenómenos que parecen romper las leyes de la física, e ir en contra de la razón establecida. Primero me empecé a sentir atraído por los OVNIS, y después los caminos se fueron bifurcando, aunque todos están interrelacionados. En mi caso, picoteo de muchas disciplinas porque quiero tener una visión global de lo que nos rodea.

¿Se nos oculta la identidad e Jack, el destripador?

¿Tuviste problemas en tu entorno cuando decidiste dedicarte a estos temas?

No, ya me conocían. En mi trabajo como letrado ya sabían de mis inquietudes, y las admitían porque eran conscientes de que yo estaba en una línea intermedia. Nunca me he pasado a la parte alucinada, mis estudios jurídicos siempre me han venido bien porque me han anclado al suelo.

Jesús, tú de conspiranoico…no tienes nada…

No, ¿por qué debería? Aunque si es cierto, que nos han creado ese concepto conspiranoico, por lo tanto siento la necesidad de saber el origen de por qué ciertos temas se acaban convirtiendo en una especie de conspiración. Eso sucedió con el caso de Kennedy o Jack el destripador, si nos contaran la verdad desde el primer momento, no habrían surgido tantas teorías conspiranoicas.

¿Crees que se nos ha ocultado la identidad de Jack el destripador?

Yo creo que sí. A día de hoy, con las pruebas que tenemos de escritura, de la saliva de las cartas, los restos de sangre… que no sepamos quién es es porque no interesa. Posiblemente no interesa porque molestaba a ciertos estamentos de aquella época, que estaban relacionados o involucrados, con la monarquía británica.

Cambiando de tema, ¿ piensas que los que os dedicáis a investigar con rigor estos temas no tenéis el hueco que os merecéis en los medios?

Hombre, no sé exactamente cuál es el hueco que nos merecemos, pero no hay que olvidar que hay un programa de referencia, “Cuarto milenio” de Iker Jiménez. Este programa está haciendo una gran labor de divulgación. Trata los temas con seriedad y respeto, llevando como invitados a catedráticos, astrónomos… especialistas en muchos temas.

Antes se hacían debates, donde se mezclaba a un tarotista, con contactados o videntes… eso era una mala política a la hora de tratar estos temas. Por culpa de esto, hoy sigue habiendo gente que mete en el mismo saco tanto a la bruja Lola como a Jiménez del Oso, eso es un gran error.

El fenómeno OVNI

En mi caso, te confieso que antes tenía muchos prejuicios respecto al tema OVNI, porque acostumbraban a llevar gente muy extraña de la que se solían reír… eso te echa para atrás…

Has dado una de las claves fundamentales de por qué estos temas no se toman tan en serio como se debería. Ten en cuenta, que estamos hablando desde nuestra óptica, la de España y Europa. En otras partes del mundo sería impensable hablar con sorna de criaturas del otro lado del espejo, ya que las consideran reales.

La desinformación y el miedo, son dos palabras claves que explican muy bien por qué no se toman en serio estos asuntos. Mucha gente te niega el fenómeno OVNI sin conocer el tema. Si tú me preguntas a mí, te diré que sí creo en la existencia de los OVNIS. Otra cosa es qué son, de dónde vienen…etc.

También te había dicho que el miedo es otra palabra clave. Por ejemplo, hay miedo a la hora de admitir que pueda haber algo más después de la muerte, o a que puedan existir criaturas menos corpóreas que están pululando a nuestro alrededor. El miedo nos retrae.

O te ríes, como te comentaba antes…

¡Sí! Como mecanismo de defensa. Y eso es peligroso, porque estás dejando de lado una fuente de información que es muy valiosa. Cantidad de traumas, problemas, e incluso enfermedades mentales, que quizás se pudieran resolver si realmente entendiéramos que hay un más allá y otro tipo de inteligencias no visibles, no corpóreas, que interactúan con nosotros.

La experiencia de Jesús Callejo con los testigos

¿Los contactados y testigos de experiencias paranormales, se lo piensan mucho a la hora de contar su vivencia?

Ellos se encuentran con un dilema, saben que es real lo que les ha pasado, pero que si lo cuentan los van a tomar por locos. Y si deciden hacerlo, tienen que buscar las palabras adecuadas para que se les entienda. Cuando no las encuentran, y buscar símiles, pueden caer en el ridículo y ya no se les toma en serio.

Lo que hemos hecho tanto Carlos como yo, y la gente de nuestra generación en general, es mostrar claramente lo que hay sin mezclar nada. Cada fenómeno tiene su explicación, que a día de hoy no tenemos, y son un misterio. Tiempo atrás, la electricidad y las ondas de radio lo eran, parecían magia. Lo mismo pensamos nosotros ahora de la bilocación o levitación, pero igual dentro de cincuenta años sabemos explicar por qué se produce. Para conseguirlo, es importante utilizar todo los conocimientos a nuestro alcance de las distintas disciplinas, e intentar dilucidar el misterio.

¿Os encontráis con muchas trabas a la hora de investigar ciertos temas?

Depende, por ejemplo la iglesia es muy celosa en este tipo de asuntos. Eso se ha demostrado cuando intentas investigar y analizar una reliquia. Hay dos estamentos que quieren que el pueblo se mantenga lo más ignorante posible, el religioso y el político. Los políticos piensan, que cuanto más ignorantes mejor, porque así nos pueden encarrilar hacia el voto que nos están inculcando. Con la iglesia pasa lo mismo, da igual de la religión que sea. Tienen una serie de preceptos y protocolos que debes cumplir, si no lo haces eres una oveja negra y te penalizan. A ambos estamentos no les interesa que haya pensamiento libre.

Trabas en la investigación

Entonces, imagino, que te habrás encontrado con muchos obstáculos tanto por parte de la iglesia como por el Estado.

Ya te digo que depende. Además, estos temas están más relacionados con lo religioso que con lo político. No estamos hablando de conspiraciones, que yo ahí ni me meto porque en ocasiones son peligrosas.

Con el tema del OVNI de Manises el estado no fue muy claro ¿no crees?

Sí, pero ahí entra la aviación. Los pilotos fueron muy valientes cuando lo contaron. No son los únicos casos. Hay cantidad de pilotos y astrónomos que están viendo cosas que no pueden explicar. Sin embargo, siempre se tiende a desestimar esos testimonios diciendo que habrán tomado algo, tenido una alucinación…. Lo mismo sucede con los testimonios de las personas incultas, se les da menos valor porque no tienen una preparación académica, y eso es un gran error. Tiene el mismo valor que el de una persona cultivada.

En general, se tiende a pensar que mienten…

Sí, pero eso es fácil de saber. Los que mienten te suelen pedir dinero para contar su caso. Al que le ha sucedido realmente algo, viene a buscarte para intentar encontrar una explicación, no para sacar un beneficio económico.

Testimonios falsos y reales

Jesús, cuando se te acerca alguien a contarte su caso sin ánimo de lucro ¿es fácil identificar si te cuentan algo real o fantaseado?

No es fácil, pero la experiencia te ayuda a distinguirlo. Te diré que hay cosas que te las crees, o no te las crees, porque son muy difíciles de cotejar. Es cierto, que por ciertos indicios, puedes saber si te está contando su verdad. Una verdad condicionada y matizada por sus creencias religiosas, condicionamientos psicológicos… pero no deja de ser su verdad.

Muchas veces, los investigadores caemos en el error de creer que hay una verdad única, objetiva y total. Pero no. Hay distintas verdades que van encaminadas a una misma verdad. La mente interactúa también con el fenómeno, y en ocasiones el propio testigo no puede distinguir lo que es de su invención de lo que está pasando realmente.

¿Quieres decir que le cuesta diferenciar lo que es real de lo que es sugestión?

Claro, muchas veces hay un efecto mental en estas cosas.Por eso sucede el missing time, un tiempo perdido que son incapaces de recordar. También puede ocurrir que el tiempo transcurra de una manera diferente. Esto les suele pasar principalmente a los testigos que han tenido contacto con el mundo élfico.

Hay una distorsión del tiempo que estas personas no saben explicar, algo de lo que habló Einstein en la teoría de la relatividad sin mencionar nada de esto. En el fondo, muchas leyendas y cuentos de la tradición universal, hablan de la distorsión del tiempo que ya estaba vaticinada en esta teoría de la relatividad. Cosas que poco a poco se van confirmando, leyendas que a lo mejor no son leyendas, si no que son atisbos de una realidad histórica que ha sido mal contada o tergiversada…

Queridos lectores, hasta aquí la primera parte de la entrevista de Jesús Callejo. La próxima semana nos hablará de temas tan interesantes como la teoría del intrusismo, los sueños, las diferentes entidades que nos visitan…¡no os cuento más!

 

Susana Alba Montalbano - Escritora y articulista en gabinetedepsicologia.com. Amo el arte, los artistas y que me leas tú.

1 Comment

  1. Marta

    28 septiembre, 2017 at 7:21 pm

    Que interesante!! Expectante a la semana que viene…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *