entrevistas

Mario Zorrilla: “Encaro los personajes desde la humildad”

By  | 

Fotografías: Cortesía Aleteia Intérpretes.

Prácticamente estrenada la nueva normalidad, Mario Zorrilla me explicaba desde Barcelona lo mucho que le costaba adaptarse a no dar abrazos a sus compañeros, y a llevar la mascarilla como si de una segunda piel se tratase. Desde Madrid, asentía con vehemencia porque no podía estar más de acuerdo con sus palabras. Supongo que como la mayoría de vosotros. Maldita sea la nueva normalidad…

Mario ha dado vida durante años al oscuro Mauricio Godoy en “El secreto de Puente Viejo”. Serie que, además de tener un gran éxito en nuestro país, ha causado verdadero furor en la bella Italia. Le hemos preguntado sobre este furor, y también sobre “Chavalas”. Película dirigida por Carol Rodriguez Colás, y cuyo rodaje se vio interrumpido por la trágica llegada de la pandemia.

«Italia es muy trascendente para ‘Puente Viejo’ «

Mario, después de haber interpretado durante tanto tiempo a Mauricio, ¿se siente tristeza o alivio cuando se termina?

El final de la serie estaba más que asumido, lo que ocurre es que nunca nos hubiésemos esperado acabar así. Recuerdo que estábamos viendo cómo juntar a 160 personas cuando el 13 de marzo salió Pedro Sánchez a declarar el estado de alarma. Desde ese instante, ya no nos podíamos abrazar y se debía mantener dos metros de distancia. Así que los actores no nos hemos podido reunir para despedirnos como hubiéramos deseado.

Creo, que después de todo lo que hemos pasado somos otras personas. Estamos heridos, o al menos yo me siento así. Es posible que con el tiempo volvamos a recuperar una forma de vivir que nos gustaba.

¿Realmente crees que se podrá recuperar?

Por mí que no quede. No sé vivir de otra manera, me es imposible inventarme otra vida porque además lo pasaría fatal. Esperemos que esto no sea eterno, aunque creo que la mascarilla es una de las cosas que ha venido para quedarse.

Cuando estalló la pandemia te encontrabas rodando la película “Chavalas”, ¿al volver te han cambiado alguna secuencia por culpa de la nueva normalidad?

Aún no he tenido pleno contacto con el rodaje en sí. He ido al departamento de peluquería, y todo el mundo estaba con su mascarilla y guantes. Otro cambio no he visto de momento, igual durante la marcha surge.

Por cierto, estuve grabando un spot sobre la nueva normalidad para Italia con otros actores italianos. He puesto mi granito de arena recitando un poema del recientemente desaparecido Luis Sepúlveda. Después vi el making off, y tenían todas las medidas de seguridad habidas y por haber. Y al verlo, me di cuenta de que todo va a ir más lento a partir de ahora.

Hablando de Italia, allí el impacto de “Puente Viejo” ha sido tremendo…

Ya lo creo. Cuando he ido a Milán y he grabado entrevistas para la televisión, me he sentido como Mike Jagger. A la salida había como 300 personas esperándome, con las cuales me hice muchas fotos. Recuerdo que en la Piazza del Duomo iba con mi hija, y nos paraban todo el tiempo para pedirme autógrafos. Incluso me dejaron entrar al Duomo, enchufado, porque los de la puerta me reconocieron.

Italia es muy trascendente para “Puente Viejo”, y para todos nosotros. Ha sido una ventana al mundo y el compartir una vida. Lo que se ve en la serie, se ha podido ver en cualquier pueblo del sur italiano. Mauricio que tiene un caracter rudo, pedernal y obstinado, es un personaje muy querido en Italia. Ellos entiende muy bien el personaje porque hay muchos Mauricios en Italia.

«Al principio de construir los personajes, siempre buscas un paralelismo con la vida real»

¿Se te han abierto puertas de tipo laboral en Italia?

Tal cual no, aunque espero que pronto sea así. Tengo la barrera del italiano, pero ahora que disfrutaré de más tiempo libro me pondré a ello. Además, cuento con grandes contactos en Italia y gente que está esperando que haya una oportunidad para mí.

Una curiosidad, ¿te llevas los personajes a casa?

No, mi lema es vivir la vida, y los personajes forman parte de mi trabajo. Una vez que están construidos, yo quiero volver a la rutina.

¿Entonces nunca te han afectado de forma especial? 

Cuando era más joven sí, pero con el paso de los años me sucede menos. Recuerdo que hace tiempo interpreté a un boxeador sonado, y fui caminando como él por la calle durante meses.

Al principio de construir los personajes siempre buscas un paralelismo con la vida real, y también cierta identificación con ella. A medida que lo vas afianzando, vuelves a ti y dejas que el personaje vaya solo.

¿Cuál es tu proceso creativo hasta llegar al personaje tal y como lo quieres mostrar?

 Encaro los personajes desde la humildad. El personaje no existe, es el actor el que va permitiendo que aparezca poco a poco, y viene del trabajo, estudio e investigación. Después de un periodo de conocimiento lo vas vistiendo a todos lo niveles, y encontrando cosas que podrían ser del personaje.

«Me juré no bajarme nunca de las tablas»

¿Alguna vez has tenido que defender un personaje o secuencia en la que no has creído?

Muchas veces. Y te digo algo, cuando un actor no sabe qué hacer es mejor que no haga nada. Tienes que confiar en tus compañeros, en el punto de vista del realizador, y en lo que te haya dicho el director. Lo mejor es limitarte a sus órdenes, porque en esa medida vas a estar bien. Como dice Ramón Langa, no se puede estar genial sin interrupción.

Mario, esta profesión es realmente complicada e inestable ¿nunca te has arrepentido de haberla escogido?

Jamás. Yo he querido ser actor desde los 15 años. Estoy enamorado de ella, y además me ayuda a vivir como a mí me gusta. Esto no se consigue con todas las profesiones liberales.

¿Cómo descubriste que este era tu camino?

Fue haciendo teatro amateur en Bilbao. Estaba de figurante, y cuando el público se puso en pie a aplaudir a los protagonistas, sentí ese cariño como mío. Entonces me juré no bajarme nunca de las tablas, descubrí que ese era el lugar donde quería estar.

«Ha habido actos de generosidad extraordinarios durante el confinamiento, pero no pueden ser eternos»

Hablemos de tus proyectos…

Como ya sabes, estoy rodando “Chavalas”. Interpreto al padre de una chica de veintipocos años que está empezando a vivir y a encontrar sus primeros trabajos. Yo, con mucha paciencia y amor, le ayudo a encontrar su lugar en la vida. Se enfrentan a un mundo que cambia muy rápido y es muy exigente, lo que hace que se generen muchas crisis personales. Mi personaje es muy tierno, algo que está muy bien tras interpretar a Mauricio.

Además, en febrero voy a estrenar una obra en Madrid. No me preguntes nada más porque no te lo puedo contar.

Y por último, ¿crees que tras la pandemia vamos a ser mejores?

No, no creo que se den las condiciones para ello. Normalmente podemos ser mejores cuando se da una situación de bonanza, pero ahora vamos a vivir una época de frustraciones y de pobreza. Son cosas que no suelen sacar lo mejor del ser humano precisamente. 

Es cierto que ha habido actos de generosidad extraordinarios durante el confinamiento, pero no pueden ser eternos. Viendo el comportamiento del ser humano a través de la historia, nada te hace pensar que ahora va a ser distinto.

Si tuviera que elegir una palabra para defiir a Mario Zorrilla, sería sin duda entrañable. Creo que honesto también le queda perfecto. La verdad es que me dio rabia no poder conocerlo en persona, aunque es posible que lo haga cuando estrene la obra en Madrid. Amigos, salud y un abrazo apretado.

Susana Alba Montalbano - Escritora y articulista en gabinetedepsicologia.com. Amo el arte, los artistas y que me leas tú.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.