Soy leyenda...

Johnny Depp: Un ángel en el infierno

By  | 

Fotos: @susanamislu/ Tristan FewingsGetty Images/ Disney/ Jenna Blake—Corbis

Antes de ser actor, Jhonny vendía bolígrafos por teléfono. Su infancia no fue fácil, tuvo que lidiar con las contínuas mudanzas, el divorcio de sus padres, y las tortas que recibía. Pasó el tiempo y pudo conocer a Nicolas Cage, quien le animó a presentarse a castings. Hizo la audición para “Pesadilla en Elm Street”, y gustó tanto a la hija adolescente del productor que no tuvieron dudas en darle el papel. Inmediatamente fueron conscientes de la magia que emanaba ante la cámara. No solo era muy bueno, sino que además las mujeres sentían una irresistible atracción sexual por él. Después llegaron más películas, series… y el gran éxito.

A Depp siempre le ha costado soportar la fama, es lo que menos ama de su profesión. Quizás por eso busca evadirse de formas un tanto cuestionables. Le encanta actuar, dejar su piel en un rincón del camerino y transformarse en un hombre con manos de tijeras, un sombrerero loco, un director de serie B o un pirata con problemas de estabilidad. Una de sus películas preferidas es “Ed Wood”, a Depp le resultó muy estimulante trabajar junto al maravilloso Martin Landau y revivió su amor por la interpretación.

CANNES, FRANCE: AFP PHOTO – PASCAL GUYOT (Photo credit should read PASCAL GUYOT/AFP via Getty Images)

Su vida personal le ha acabado pasando factura, y graves problemas con su ex mujer le mantienen apartado de la profesión. Cosa que muchos lamentamos profundamente.

Creo que una frase que define perfectamente a Johnny, es aquella que pronunció cuando fue galardonado con el Leyenda Disney: “ Gracias por darme la oportunidad de hacer cosas tontas para ganarme la vida”.

Susana Alba Montalbano - Escritora y articulista en psicologodecabecera.com. Amo el arte, los artistas y que me leas tú.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.