Buscando Shangri-La

Enrique Ramos: «Estamos destinados a soñar lúcidamente»

By  | 

Fotografías: Cortesía Enrique Ramos

Cuando era pequeña, escuchaba hablar a los mayores sobre viajes astrales y sus peligros. Todos estaban de acuerdo con el hecho de que era una experiencia sublime pero peligrosa. Escuché, que podías salir de tu cuerpo para poder volar, viajar, encontrarte con seres mitológicos… aunque siempre podrías correr el riesgo de no saber volver después a tu cuerpo, o que ese hilo invisible que une carne y alma, se cortase por accidente y murieses mientras dormías. Yo, que siempre he sido muy aprensiva, durante un tiempo me fui a la cama con el temor de viajar astralmente y no regresar.

Con el paso de los años, empiezas a informarte más y mejor sobre el tema. Descubres, que aquello sobre lo que hablaban es lo que hoy conocemos como sueños lúcidos. Una experiencia muy ansiada y deseada por mí. Supe, que si quería tener un mayor conocimiento sobre el tema tenía que acudir al mejor, y ese es Enrique Ramos. Enrique es instructor en el Instituto Monroe, y también es instructor de sueños lúcidos y visión remota en Sinc Spain. Además, recientemente ha publicado el libro «La incubación de sueños». También tenéis al alcance otros dos libros muy apetecibles suyos: “Los sueños lúcidos: Una realidad alternativa” y “La visión remota: Del espionaje psíquico a las aplicaciones civiles”. Si os apetece inscribiros en algunos de sus fascinantes cursos, podéis consultar la página http://sincspain.com/

«La gente suele pensar que es un sueño muy chulo, pero no es cierto. Han tenido una experiencia de cambio de realidad»

Enrique, desde muy pequeño has vivido la experiencia de los sueños lúcidos, ¿qué pensabas y cómo lo afrontabas?

La verdad es que lo afronte con cierto miedo al principio, o quizás, más que miedo diría que sorpresa. Con 8 o 9 años también te lo tomas como un juego. No tenía ni idea de lo que era un sueño lúcido, para mí resultaba algo mágico. Del temor inicial, pasé a disfrutarlo rápidamente. Recuerdo la sensación de estar viendo a personas que no me podían ver y pensar que era una especie de superhéroe.

Cuando me iba a la cama, antes de dormir, pedía que se me concediese un superpoder. Creo que eso, unido a la facilidad que tienen los niños para producir sueños lúcidos, fue el caldo de cultivo perfecto para que se produjera.

¿En qué momento te diste cuenta de todo lo que implicaba y significaba un sueño lúcido?

Fue en la adolescencia. Cayó en mis manos el libro de un escritor llamado Lobsang Rampa, un hombre que se hacía pasar por lama. En dicho libro había un capítulo dedicado a la proyección astral, que es el término antiguo para definir los sueños lúcidos. Había también un dibujo que representaba a una mujer durmiendo con su cuerpo astral flotando encima. Yo ya había sentido esa experiencia, porque con los años los sueños fueron más definidos. Descubrí que era algo que no solo me sucedía a mí. En ese momento empecé a investigar, y con los años decidí aprender muy bien el inglés porque la literatura que habla sobre el tema está principalmente en ese idioma.

Entonces… ¿viaje astral y sueño lúcido es lo mismo?   

Sí, lo que pasa es que al llamarlo viaje astral le das un sentido más esotérico. Este término se fue abandonando poco a poco en la década de los 50-60 del siglo pasado, y comenzó a llamarse experiencia fuera del cuerpo. Llegados los 80-90, empezó a usarse el término de sueños lúcidos. Aunque parece que si le ponemos la palabra sueño le quitamos importancia. Da la sensación de que sea un simple sueño ordinario cuando no es así. De hecho, la gente suele pensar que es un sueño muy chulo pero no es cierto. Han tenido una experiencia de cambio de realidad.

¿Cómo llegaste a la conclusión de que podías controlar el sueño lúcido?

Cuando empecé a investigar, en algunos libros te contaban técnicas para controlar esos sueños. Unas eran buenas y otras no, así que las empecé a probar para ir descartando. Yo he sido muy autodidacta. En un principio era una experiencia incontrolada que he ido domando con la investigación y el estudio, a base de prueba y error. Con los años, fui capaz de crear mis propias técnicas.

«Cuando lo controlas, ya no es un sueño sino una experiencia»

Enrique, si muchos de nosotros somos capaces de tener sueños lúcidos espontáneamente es porque el ser humano está preparado para ello… ¿con qué fin?

Pues no lo sabemos. Algunas estadísticas dicen que la mitad de la población mundial tiene esa experiencia espontáneamente al menos una vez en la vida. Esto quiere decir que es algo natural y no de cuatro iluminados. En mi último libro, cuento que un conocido neurólogo experto en sueños sospecha que los soñadores lúcidos son un escalón más en la evolución humana. Digamos que estamos destinados a soñar lúcidamente, y quienes lo hacen están arrastrando a la humanidad un punto más allá. Es una especie de habilidad que quizás nos llevará a otro estado de consciencia global. No lo sabemos.

Podríamos decir que una vez que sabes cómo preparar tu mente, serás capaz de elegir el marco físico en el que moverte en esa otra realidad…

Claro. Una vez que tienes experiencia y conoces las técnicas adecuadas, eliges a donde ir. Decides tu realidad. Cuando lo controlas, ya no es un sueño sino una experiencia como la realidad de vigilia. 

El ser humano, como consciencia, es creadora de realidades. En el mundo físico creamos realidades a través de los sentidos, y a partir de ahí la consciencia crea una realidad. Date cuenta de que la realidad como tal no existe, sino que es una construcción de tu mente o consciencia. Este mundo no existe, es algo que ordenas y creas con los impulsos de la percepción física. Igual sucede con los sueños lúcidos. 

Tus sentidos crean una nueva realidad…

Cuando realizas una serie de procesos, eres capaz de que tu consciencia destruya esta realidad y construya otra distinta. Está haciendo lo mismo que hacemos todos los días cuando despertamos del sueño. La consciencia se pone a construir la realidad de nuevo, pero esa realidad no existe sin ti. La creas tú. Lo que sucede, es que todos estamos creando a la vez la misma realidad. Hemos nacido así y somos educados así. Somos mente, y estamos viviendo una experiencia en esta realidad que llamamos mundo. 

«Todo lo que haces en un sueño lúcido es igual de sólido que lo que haces en tu día a día»

¿Qué puede aportar a nuestra vida conocer y controlar este tipo de sueños?

En primer lugar, cambia tu concepto de realidad, de vida y de existencia. Te das cuenta de que existen otras realidades en las que puedes estar. Eso te da la certeza de que hay otros mundos, y que probablemente cuando dejemos esta realidad física porque muramos, habrá una puertecita de atrás por la que poder escapar y continuar viviendo. Es algo que te quita, al menos en mi caso, el miedo a la muerte. 

Por otra parte, también te apoya de manera absoluta en tu existencia física porque puedes llegar a hacer muchas cosas. Ten en cuenta que los científicos han descubierto que cuando el soñador lúcido está en esa otra realidad, el cerebro tiene un patrón de ondas cerebrales que es casi idéntico al de la vigilia. Esto nos está diciendo que durante el sueño lúcido la persona se encuentra en otra realidad muy real.

¿Y qué pensaron esos científicos?

Se sorprendieron totalmente, no lo esperaban. Entonces, lo que hagas en esa otra realidad, tu cerebro no sabrá distinguir si es en la vigilia o en una realidad alternativa. Con lo cual, todo lo que haces en un sueño lúcido es igual de sólido que lo que haces en tu día a día. Además, tienes menos limitaciones y puedes desarrollar tu creatividad al máximo porque se activa mucho más el hemisferio derecho. Conozco artistas que muchas de sus obras las crean a partir de la información que sacan de los sueños lúcidos. 

Enrique Ramos, sueños lúcidos.

¿Es recomendable provocar sueños lúcidos a diario?

Yo no lo recomendaría, porque aunque tengas una buena capacidad para hacerlo, si no descansas te saturas y te acabas bloqueando. Algunas personas utilizan técnicas muy malas, y lo que les acaba produciendo es un insomnio terrible.

Enrique, una curiosidad ¿ gracias a los sueños lúcidos puedes obtener respuestas cuando necesitas tomar una decisión importante tanto laboral como personal?

Sí, se puede obtener información. Es posible obtener respuestas a una curiosidad que tengas o a la hora de tomar decisiones, lo cual te ayudará a dirigir tu vida. Hay que dejar claro que en ningún caso son predicciones sobre el futuro. Siempre será mejor que sepas más sobre tu presente para poder ir cambiando lo que no te gusta. En el sueño lúcido se encuentra esa información, aunque no sabemos por qué. No olvidemos que en su día fue una herramienta de espionaje que usó el ejército estadounidense.

¿A quienes desaconsejarías vivir esta experiencia?

A quienes tengan un problema mental serio. Ten en cuenta que viajar a otra realidad es impactante, y una enfermedad mental importante se puede agravar.

Enrique, háblanos de los cursos que impartes.

Doy cursos de entrenamiento que normalmente duran un fin de semana. Los alumnos hacen las prácticas en sus casas durante la noche. Las técnicas son fruto de años de investigación, estudio y pruebas. Es un curso absolutamente fiable con información veraz. Después, todo dependerá de ti cuando recibas la información. 

Enrique Ramos, sueños lúcidos.

Susana Alba Montalbano - Escritora y articulista en psicologodecabecera.com. Amo el arte, los artistas y que me leas tú.

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.