Soy leyenda...

Ray Liotta, adios a uno de los nuestros

By  | 

La muerte de Ray Liotta nos ha conmocionado a todos. Muchos de nosotros hemos crecido disfrutando e de sus películas en el cine del barrio. Tenía un rostro atractivo y muy peculiar. Fue un actor muy expresivo, pero nunca llegaba a la sobreactuación. Su mirada era muy importante en cada secuencia, porque te aportaba toda la información que necesitabas saber sobre lo que pasaba por la cabeza del personaje en ese momento.

Ray murió demasiado pronto, a los 67, mientras se encontraba en República Dominicana rodando una película. Se fue a dormir y su cuerpo no quiso levantarse más. Todos deseamos una muerte así. Pero para los que se quedan es tremendamente duro y desconcertante. 

Liotta nació un mes de diciembre de 1954 en Nueva Jersey. Cuando tenía seis meses fue adoptado por Alfred y Mary Liotta, quienes le dieron una vida estable llena de amor. Nunca le ocultaron que era adoptado, así que cuando tuvo el dinero suficiente, contrató a un detective para que buscase a su madre biológica. Descubrió que tenía varios medio hermanos y una hermana de padre y madre. 

El actor fue educado en la religión católica, y en cuanto se graduó en el instituto decidió marcharse a la universidad de Miami a estudiar interpretación. Se fue presentando a castings, y consiguió entrar en la serie de televisión “Another World”, donde permaneció durante tres años. Su gran oportunidad en el cine le llegó en 1986 con la película “Algo salvaje” de Jonathan Demme, donde interpretaba al malvado Ray Sinclair junto a Jeff Daniels y Melanie Griffith. Después le fueron llegando títulos tan inolvidables como “Campos de sueños” (1989, Robinson) y la maravilla de Scorsese, “Uno de los nuestros”.

Los 90 fue su época dorada, y aunque después ha tenido pequeños parones, lo cierto es que no ha dejado de trabajar. No fue una de sus películas más taquilleras, pero me encantó la dulzura de su personaje en “Corina, Corina” (1994, Nelson) junto a Whoopi Goldberg. Tampoco puedo dejar de mencionar “Cop land”(1997,Mangold), junto a Sylvester Stallone, Harvey Keitel y Robert de Niro. En esta película me encanta hasta Stallone. Incluso había narrado documentales y prestado su voz para videojuegos y un capítulo de Bob esponja. Con la llegada del siglo XXI, se interesó más por trabajar en la televisión, y el público continuó siéndole favorable.

En cuanto a su vida privada, Ray se casó con la también actriz Michelle Grace en 1998, con la que tuvo una hija llamada Karsen. El matrimonio les duró hasta el 2004, pero no el cariño. Hasta el día de su muerte habían mantenido una excelente relación. De hecho, fue ella y su hija las que maquinaron todo para que Ray y la que fue su última pareja, Jacy Nittolo, se conocieran. 

La verdad es que sentí mucha tristeza cuando me enteré de su marcha. Hay actores a los que consideras un poco parte de tu vida, como si fuera un vecino al que ves a diario y mantienes una relación cordial. Siempre nos quedará el consuelo de todas sus películas, una manera de mantenerlo vivo en nuestro corazón por muchos años que pasen.

Susana Alba Montalbano - Escritora y articulista en psicologodecabecera.com. Amo el arte, los artistas y que me leas tú.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.