1



MiCinexin recomienda...

La historia de los JJOO

By  | 

Las siglas JJOO hacen referencia a los Juegos Olímpicos, los cuales se celebran cada cuatro años en la ciudad más representativa de un país en concreto. En líneas generales, las personas que siguen el deporte conocen este dato, aunque no saben que Madrid llegó a presentarse como sede en 2016, pero Río de Janeiro le ganó la batalla, celebrándose estos en la ciudad brasileña.

Sin más dilación, se sabe que las olimpiadas son el resquicio que queda de la antigüedad griega, para ello, tenemos que remontarnos al siglo VIII a.C. Los deportistas realizaban las diferentes pruebas sin ningún tipo de vestimenta, no existía el calzado para cubrir la parte del pie, tampoco había ropa deportiva sofisticada e ideal para la práctica física. Por lo tanto, se veían obligados a participar tal y como Dios los trajo al mundo. Esto resulta llamativo, ¿verdad?

Procedencia

Las olimpiadas se celebraron para rendir homenaje a los dioses que estaban situados en el Panteón Olímpico. Sin lugar a duda, estos eventos estaban considerados como las fiestas deportivas más grandes del mundo. Incluso llegaban a paralizarse los conflictos bélicos cuando había una competición de esta magnitud. En Grecia, preparaban a los deportistas durante largos periodos de tiempo. De hecho, se decía que la fortaleza de un deportista le permite afrontar cualquier tipo de guerra, estando preparado para defender a su país por encima de todo.

Competición

Desde los inicios se elegían a los mejores deportistas para competir en los JJOO. Para ello, se disputaban varias pruebas a lo largo del año. Los vencedores recibían numerosos premios, esto les garantizaba tener una buena reputación y ser respetados por los demás. Teniendo en cuenta esta premisa, los jueces y entrenadores deportivos se decantaban por un número concreto de deportistas para representar a su nación. Esta información no dista mucho de la realidad actual, donde cada deportista debe mostrar sus verdaderas dotes sobre una pista, en el asfalto o sobre el agua, según la especialidad que desempeñe.

Modernidad

La historia avanza hasta llegar la era moderna. Fue en el año 1896 cuando se celebraron en Atenas los primeros Juegos Olímpicos modernos, allí participaron un total de catorce países y casi trescientos deportistas, unos datos bastante positivos. En el año 2004, Atenas volvió a la carga, celebrándose los JJOO en la capital helena. La parte más destacada de ello fue que, en la modalidad denominada lanzamiento de peso, la competición se llevó a cabo en mitad de un complejo natural, en lugar de optar por la pista atlética, evocando al pasado que jamás debe desaparecer. Todos los miembros fueron desplazados a este lugar, acondicionando la zona para que la prueba se pudiera desarrollar sin ningún tipo de problema.

Años oscuros para el deporte

A pesar de que los JJOO son un símbolo de alegría y el evento más importante para cualquier deportista, hubo años que, desgraciadamente, no pudieron celebrarse. En los años 1916, 1940 y 1944 no se pudo dar el pistoletazo de salida a estas pruebas debido a las guerras mundiales que estaban presentes durante esos periodos, fueron etapas muy convulsas para todos. Recientemente, la pandemia también paralizó los JJOO del año 2020, aunque la competición volvió a la carga el año 2021, por lo tanto, solo fue un pequeño retraso.

¡Larga vida al deporte!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.